• NOVEDADES

    Eventos & Congresos

Criolipolisis

23 de Octubre de 2016 a las 00:17

  • |

CoolSculpting es un procedimiento no invasivo, sin agujas ni anestesia, para reducir areas con acumulación o exceso de grasa localizada. La ciencia detrás del Coolsculpting se llama criolipolisis y fue desarrollada en la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, Massachusetts, por dos científicos, el doctor Dieter Manstein y el doctor Rox Anderson.

Todo comenzó gracias a una sencilla observación de los médicos que notaron que los niños que comían muchas paletas de helado desarrollaban pequeños hoyuelos en las mejillas debido a la exposición al frío.

Basados en esta observación, en 1999 patentaron la criolipolisis bajo el principio biológico de que las células de grasa son mucho más susceptibles al daño permanente por exposición al frío, sin que los tejidos que las rodean, como el músculo, los nervios y la piel, sean afectados.

“El frío cristaliza el lípido dentro de las células de grasa y estas simplemente mueren”, explica la dermatóloga Leyda Elizabeth Bowes, esposa de Manstein, con quien además comparte su consulta en Bowes Dermatology, en Miami.

“En las siguientes semanas y meses después del tratamiento de Coolsculpting, el sistema inmune se encarga de eliminar las células de grasa muertas a través del sistema linfático, mientras que las células de grasa restantes se van condensando; el proceso dura aproximadamente tres meses y deja una capa de células de grasa reducida en un 20 a 25 por ciento como mínimo y muchas veces más”, agrega. El resultado del tratamiento, advierte, depende del paciente y de la cantidad de grasa acumulada. En ciertas ocasiones se puede lograr un 50 por ciento de la reducción de la grasa con un solo tratamiento.

El Coolsculpting es sencillo de practicar. Se realiza con una máquina en forma de copa ovalada, que cuenta con un sistema de succión que se aplica sobre el área de exceso de grasa. La piel se cubre con un gel protector.

Gracias a la succión no invasiva, el área a tratar entra en contacto con las placas enfriadoras dentro del aplicador por espacio de una hora.

El procedimiento es generalmente bien tolerado y tiene una duración de aproximadamente una hora. El paciente está sentado cómodamente en una camilla de consultorio, donde puede leer un libro, usar su computadora portátil o una tableta , incluso ver una película.

Una vez que termina el procedimiento el paciente puede volver de inmediato a sus actividades de rutina. El área tratada queda por unos minutos con la consistencia de un helado, pero su textura se recupera rápidamente. La piel puede quedar adormecida por unas horas o incluso algunos días, pero luego vuelve a la normalidad. “Es un efecto reversible”, corrobora Bowes.

El CoolSculpting fue aprobado en el 2010 por la FDA para reducción de la grasa en los rollitos de los lados de la cintura y, más recientemente, en el 2012, ganó la aprobación para aplicarse en el área abdominal. Otras áreas que han sido tratadas exitosamente, pero que esperan por aprobación de la FDA, son espalda, muslos, pecho y brazos.

En el centro, de acuerdo con la especialista, se han realizado más de 4,000 tratamientos hasta la fecha. La ciencia detrás de CoolSculpting es muy precisa, sin embargo la la dermatóloga advierte que existen imitaciones de esta tecnología que no cuentan con un respaldo legal, y además, no tienen control sobre el frío al cual el tejido es expuesto, por lo tanto podrían existir repercusiones en las otras estructuras que rodean las células de grasa.

De acuerdo al área a tratar, el costo de la sesión puede ir de los $700 a los $,1400.


Read more here: http://www.elnuevoherald.com/vivir-mejor/article2020080.html#storylink=cpy

Otras Novedades:

Criolipolisis

TIGHTSCULPTING Láser Fotona 4D

BALÓN GÁSTRICO

Clínica

| Av. Javier Prado Este N° 3997 - Surco, Lima - Perú T. 364-8066

Medical Spa

| Av. Javier Prado Este N° 4005 - Surco, Lima - Perú T. 250 0707